Archivo para diciembre, 2005

No persigas ninguna meta

Vivir en el Gran Camino
no es ni fácil ni difícil,
pero aquellos que tienen una visión limitada
son miedosos e indecisos:
cuanto más se apresuran, más lentos van,
y el apego no tiene límites;
estar apegado, aunque sea a la idea de la iluminación,
es desviarse.
Deja que las cosas sean a su manera
y no habrá ni ir ni venir.

Obedece a la naturaleza de las cosas (tu propia naturaleza)
y andarás libre y tranquilo.
Cuando el pensamiento está cautivo, la verdad se oculta,
pues todo es oscuro y confuso,
y la gravosa práctica de juzgar
trae consigo irritación y hastío
¿Qué beneficio se puede sacar
de las distinciones y separaciones?

Si deseas ir por el Camino Unico
no desprecies ni siquiera el mundo
de los sentidos y las ideas.
En realidad, aceptarlo plenamente
es idéntico a la verdadera Iluminación.
El hombre sabio no persigue ninguna meta,
pero el tonto se encadena a si mismo.
Hay un Dharma, una verdad, una ley, no varias;
las distinciones surgen
por las tenaces necedades del ignorante.
Buscar la Mente con mente discriminatoria
es el mayor de los errores.

Hsin Hsin Ming – El Libro de la Nada

Anuncios

Sentimentalismo y espiritualidad

Mucha gente cree que el sentimentalismo es
epiritualidad.

Las emociones son tan mentales como los pensamientos.

Y lo que llamàis corazòn està tanto en vuestra cabeza
como la propia cabeza.

Podeìs tornaros emocionales con suma facilidad.
Podeìs llorar con gran profusiòn de làgrimas, con
làgrimas como perlas grandes…. pero èso no es nada
espiritual.Las làgrimas son tan fìsicas como cualquier otra
cosa.

Los ojos son parte del cuerpo y las emociones son una
perturbarciòn en la energìa fìsica.

Lloràis… y èso, desde luego, os harà sentir
aliviados, os sentirèis relajados despuès de haber
llorado a pierna suelta.

Os sentìs aliviados. Las mujeres de todo el mundo lo
saben.
Saben bien qué eso ayuda.
Lloran y lloran y luego se sienten aliviadas.
Es una catarsis, aunque en ello no hay nada
espiritual.

Pero la gente no deja de confundir las cosas….
Siguen considerando cosas espirituales a aquellas
cosas que no lo son.

LA MENTE ha sido educada para expresarse, el corazòn
se ha soslayado.
Asì que no puedo estar de acuerdo con Jalil Gibràn en
lo que se refiere a sus continuos ènfasis en el
corazòn.

EL CORAZON ES UNA ESTACION INTERMEDIA, NO LA ULTIMA.

La ùltima estaciòn es vuestro ser, ahì se termina el
camino, porque no hay ninguna otra parte a la que ir.

VUESTRA MENTE, siente desdicha, sufrimientos, siente
todo tipo de emociones, vìnculos, deseos y anhelos,
pero todo es proyecciòn de la mente.

DETRAS DE LA MENTE està vuestro verdadero yo que
nunca ha ido a ninguna parte. Siempre està aquì ya
aquì.

Osho
Emociones
Libres del miedo, los celos y la ira.

Intuición

“La intuición y no la razón atesora la clave de las verdades fundamentales” –Buda

Nombres

«El árbol que andas buscando a veces se llama “sol”, o también “lago”, o “nube”. Pero también puedes llamarlo “mar”, “arena” o “viento”. En cada uno de ellos encuentras el árbol de la vida. Lo que te ha engendrado está producido por otro, y así sucesivamente. Lo que tú llamas “padre”, para otro es “hijo”. Si te atienes a los nombres pierdes de vista el Uno. Los nombres son muchos, mientras que el Uno es único. Ese es el árbol que estás buscando. Te has tomado tu misión al pie de la letra, por eso has fracasado. […] Así fue como descubrió las raíces del árbol, buscando en su propio corazón»

Parábolas de la sabiduría sufí.

Conexión con el alma

Cuando somos pequeños, en nuestra infancia, generalmente hasta los seis años, nuestra Alma nuestro Ego y nuestra Yo-Personalidad, se encuentran integrados. Somos por fuera lo que somos por dentro. Nuestra Alma no es perfecta. Ella también está aprendiendo pero no ha perdido la conexión con las dimensiones superiores lo cual la mantiene en equilibrio, balanceada, y le permite el poder guiarnos. El Ego y el Yo no están balanceados. La función del Alma es mantener el equilibrio Alma-Ego/Niño Interior-Yo cada vez que este se altera.

continúa

La libertad

“Libertad no es más que otra palabra para decir que no hay nada que perder” –Janis Joplin-

Ego y Espíritu

Nuestro espíritu es libre, nuestro ego no; solemos escuchar la voz de la razón que nos llega de nuestro interior pero pocas veces oímos a nuestra intuición, cuyo conocimiento es superior porque no está condicionado.

Nuestro ego nos ata al pasado y hace que nos angustie el futuro. Si aprendemos a oír a nuestra conciencia intuitiva, obtendremos un balance donde nuestras esperanzas se convierten en realidad.

Nuestro espíritu es la voz divina que mora en nosotros pero nuestra atención se centra más a menudo en la voz del ego que nos incita a tener miedo para evitar ser rechazado.

Elias Benzadon