Sé agua amigo mío

No te establezcas en una forma, adáptala y construye la tuya propia, y déjala crecer, sé como el agua. Vacía tu mente, se amorfo, moldeable, como el agua. Si pones agua en una taza se convierte en la taza. Si pones agua en una botella se convierte en la botella. Si la pones en una tetera se convierte en la tetera. El agua puede fluir o puede chocar. Sé agua amigo mío. –Bruce Lee

La frase anterior está sacada de wikiquote, la cuál está de actualidad gracias a cierto anuncio de televisión dónde aparece con subtitulos en español, forma parte de una entrevista realizada a Bruce Lee.

Un trocito de la entrevista puede verse en google video y en youtube:

La frase hace referencia al principio taoísta del Wu Wei o el principio de la no acción, en el sentido de no hacer nada pero que nada quede sin hacerse, de actuar de manera espontánea y natural, de la sencillez y simplicidad de las cosas, del crecimiento armónico, en resumidas cuentas de reflejar el comportamiento de agua…

Anuncios

por el Dalai Lama
Libro ‘Con el Corazón Abierto', página 86

Todo EL CONJUNTO DE ENSEÑANZAS DEL BUDA ofrece métodos para
adiestrar y transformar la mente. No obstante, en el Tibet se
desarrollaron una serie de prácticas tradicionales y la literatura a
dichas prácticas conocidas con el nombre de lojong, que
significa "adiestramiento de la mente".Estas prácticas fueron así
llamadas porque su objetivo no es otro que operar una transformación
radical en nuestro pensamiento y, a través de ella, ayudarnos a
llevar una vida de compasión. Una de las características principales
de la práctica de lojong es el énfasis que pone en la idea ilusoria
que tenemos de un ego sólido y de las actitudes de autoprotección
que están basadas en el concepto erróneo que tenemos de
nuestro "yo". Esta actitud autoprotectora impide que desarrollemos
una empatía genuina hacia los demás y limita nuestra visión a los
estrechos confines de nuestras preocupaciones egocéntricas.
Básicamente, a través del adiestramiento de la mente se persigue
transformar nuestra habitual visión egoísta sobre la vida en otra
más altruista que, al menos, considera el bienestar de los demás tan
importante como el propio e, idealmente, da prioridad al primero
frente al segundo.
Lee el resto de esta entrada »

Sólo se pueden juntar las manos cuando están vacías.

Siempre queda algo de fragancia en la mano que da rosas.

"Todas las cosas compuestas son como un sueño,
un fantasma, una gota de rocío, un relámpago.
Así es como debe meditarse sobre ellas,
así es como deben observarse.»

Extracto del Sutra del diamante

Creer en la mente

zen

Hsin-Hsin-Ming

(Poema de la Confianza en la Mente Pura, la Naturaleza)

El Método Perfecto no conoce dificultades Salvo que rehusa hacer preferencias;
Sólo cuando está libre de odio y amor
Se revela plenamente sin disfraz;
Basta la diferencia de un décimo de pulgada
Para que cielo y tierra se separen;
Si deseas verlo con tus propios ojos,
No fijes tu pensamiento en su favor ni en su contra.

Alzar lo que te gusta contra lo que te disgusta
Es la enfermedad de la mente:
Cuando no se entiende el profundo significado (del Método),
La paz de la mente se perturba para nada.

(El Método es) perfecto como el vasto espacio,
Con nada que falte, con nada superfluo:
En realidad, debido a que se escoge
Su talidad se pierde de vista.

No persigas las marañas externas,
Mora en el vacío interno;
Sé sereno en la unidad de las cosas,
Y (el dualismo) se desvanecerá por sí solo.

Cuando te esfuerzas por ganar la quietud, deteniendo el movimiento,
La quietud así ganada está siempre en movimiento;
Mientras te demores en el dualismo,
¿Cómo puedes realizar la unidad?

Y cuando la unidad no se entiende cabalmente,
De dos modos se soporta la pérdida:
La negación de la realidad es su afirmación,
Y la afirmación del vacío es su negación.

Lee el resto de esta entrada »

“Desvirtúas lo que digo –se replicará-. Yo niego que nadie pueda vivir agradablemente si no vive a la vez virtuosamente; lo cual no puede suceder a los mudos animales, ni a los que miden el bien por la comida. Clara y abiertamente declaro que esa vida que llamo agradable no puede existir sin compañía de la virtud”. Pero ¿quién ignora que hasta los más estúpidos están saturados de vuestros placeres, que la maldad abunda en goces, y que el alma no sólo sugiere placeres viciosos, sino muchos?. En primer lugar la insolencia y la excesiva estimación de sí propio, y una hinchazón orgullosa que os eleva sobre los demás, y el apego ciego e irreflexivo a las cosas propias; delicias muelles, y transportes por causas mínimas y pueriles; además la causticidad y la soberbia que se complace en los insultos, la desidia y la flojedad de un alma indolente que se duerme sobre sí misma. Todas estas cosas las disipa la virtud, nos pone sobre aviso y estima los placeres antes de aceptarlos; si algunos aprueba, no los aprecia en mucho (pues sólo los acepta), y no goza con su uso, sino con su templanza; pero la templanza, que disminuye los placeres, es un atentado al sumo bien. Tú abrazas el placer, yo lo reprimo¸ tú gozas del placer, yo lo uso; tú lo consideras el bien supremo, yo ni siquiera un bien; tú haces todo por el placer, yo nada.

SénecaSobre la felicidad

El carro y la Templanza